Adicción a los videojuegos en los niños: ¿Qué debes hacer?

Recientemente, la adicción a los videojuegos ha sido incluida como un trastorno conductual por la OMS (Organización Mundial de la Salud). Los niños son los más perjudicados de este trastorno, porque son los últimos en notar sus síntomas. Decir que casi nunca los notan.

Si tu hijo tiene adicción a los videojuegos, tienes mucho por hacer. Ahora bien, primero tienes que hacer un paso inicial: saber que lo que tiene es adicción a los videojuegos. Aquí tienes toda la información sobre este nuevo trastorno, ya que los videojuegos de por sí traen aportes a los niños. Pero con límites.

¿Cómo saber si tu hijo tiene adicción a los videojuegos?

Debes saber que hay una edad en la que los niños y jóvenes manifiestan un interés enorme por los dispositivos, de cualquier tipo. Esa edad, de entre 10 y 16 años, donde los ordenadores, móviles y consolas ocupan gran parte de su agenda.

Y pese a ello, se trata de un comportamiento normal, y es algo que seguramente se irá normalizando conforme pase el tiempo.

Ahora bien, debes saber también que la mayoría de las adicciones comparten los mismos síntomas, por lo que siempre influyen negativamente en su comportamiento y relaciones sociales, en su rendimiento académico, y hasta en la forma en que reacciona cuando no puede jugar.

Estos son los síntomas principales:

  • Inquietud, impaciencia y una irritabilidad sin precedentes, sobre todo cuando no puede jugar a su videojuego favorito.
  • Mucho aislamiento y encierro en su habitación.
  • Poca comunicación con sus amigos más cercanos.
  • Suele justificar el tiempo que usa para jugar a los videojuegos, con argumentos como “lo importante que es ganar esta partida por X razón”.
  • Abandono de las actividades que antes eran importantes, como la práctica de algún deporte o de alguna afición (instrumentos musicales,…).

¿Qué debes hacer para evitar la adicción a los videojuegos?

Los padres tienen una influencia muy alta en los videojuegos de sus hijos, porque son precisamente ellos los que le comprarán sus primeros ejemplares.

Por ello, hay mucho que puedes hacer:

  • Los padres deben documentarse bien antes de comprar cualquier videojuego.
  • Los padres deben escoger videojuegos que estimulen el descubrimiento y la creatividad de sus hijos.
  • Evitar a toda costa los juegos que tienen un importante componente social, mucho más si no podrás hacer la correcta supervisión de lo que hacen tus hijos.

Hay mucho por hacer, y hay instituciones y psicología sobre el tema.