La adicción a los videojuegos: ¿Afecta a los niños en la actualidad?

No sería raro hablar de un videojuego que nos encanta tanto, a tal punto de que perdemos el sentido de la realidad por el tiempo que dura la partida. De hecho, es un mal que no sólo afecta a esta generación, sino a generaciones anteriores.

Cambia el escenario, el tiempo, y la calidad gráfica y técnica de algunos videojuegos. Pero sigue sucediendo. Anteriormente fue con Super Mario Bros –el clásico-, luego vendrían juegos como Age Of Empires o hasta FIFA 14. Y llegamos a esta época, donde los juegos en tiempo real han cambiado para siempre el concepto de ser adicto a los videojuegos.

Hablemos sobre ello.

¿Ha cambiado el término “adicción a los videojuegos”?

Podríamos incluso hablar de ludopatía (adicción al juego, nominalmente para definir a los juegos de azar).

Ahora los juegos son en línea y en tiempo real, razón por la que siempre hay una partida disponible y muchos contrincantes posibles.

Ahora los juegos tienen una calidad gráfica muy superior, por lo que la realidad y la ficción parecen acortar sus barreras.

Ahora, también, los juegos tienen una dificultad técnica que abruma a los jugadores, sin importar lo avezados que sean. Razón por la que, combinando todo lo anterior, los juegos son de por sí adictivos.

Minecraft, Fortnite, son ejemplos de la evolución de los videojuegos. ¿El resultado? Personas que juegan más de lo que viven.

Pero, ¿afecta esto a los niños?

¿Cómo afecta a los niños el hecho de jugar mucho al videojuego favorito?

Antes se regalaban juguetes. Hoy, consolas. Y el resultado es peor. Los niños juegan mucho, conversan poco y comparten poco. Estudian mucho, cabe decir.

Los juegos de video han evolucionado a tal punto de que los niños que tienen contacto frecuente con los videojuegos desarrollan un IQ superior a los que no, aunque no es una regla sino una estadística que influye positivamente sobre la media.

Pero también han afectado a su conciencia de la realidad. Algunos juegos invitan y promueven el pago con tarjetas de crédito para comprar ventajas –razón por la que acuden a sus padres-, que pudiera considerarse una razón de adicción al juego.

Además, los juegos en tiempo real te invitan a siempre estar atento. Algunos juegos deportivos tienen un calendario prestablecido de partidos (el sábado enfrentas al Madrid, y el lunes tienes que visitar al Villarreal). Por tanto, los niños casi que se obligan a dejar lo que están haciendo para cumplir con el cronograma.

No estar, afecta el rendimiento del equipo.

Sí, los juegos evolucionaron y nos gusta. Pero a los niños les afecta positivamente en algo, y negativamente en muchas otras cosas.